• Entrar
  • / Registrarse
  • $ 0

    No hay items en el carrito.

Metodos de envío y seguridad en Babymarket.co Tienda de Bebes
Filtra tu Busqueda

Cuidado de encías y primeros dientes del bebé

La aparición de los primeros dientecitos puede ser un poco molesta para los bebés y, frustrante para los padres que no resisten ver a sus hijos pasar por este proceso. Puede ser que tu bebé no presente ninguna molestia, pero si es así, estos consejos pueden ayudarte mucho.

Regularmente los dientes del bebé comienzan a salir a partir de los 4 a 6 meses, pero no te angusties si tu hijo tiene su primer diente hasta después de los 15 meses, ya que todos los bebés son diferentes y no se desarrollan dentro de los mismos parámetros. Claro está, que si tienes dudas, lo mejor es consultar con un especialista.

Entre los síntomas que anuncian la llegada de un dientecito están:

- Tu bebé produce muchas babitas

- Se le inflaman las encías y les puede causar molestia

- Se vuelven irritables y lloran más que de costumbre

- Algunos bebés pierden el apetito y tienen problemas para dormir

- Quieren morder todo lo que esté a su alcance

- Si le ves las encías notarás unos punticos blancos

Para ayudar a aliviar el malestar de las encías de tu bebé, es muy importante que antes de darle cualquier medicamento primero consultes con su pediatra. Ten mucho cuidado en especial con los analgésicos tópicos, ya que no se recomiendan, porque pueden dormir la garganta del bebé ocasionando asfixia. Existen otras formas naturales que pueden calmar momentáneamente la molestia, entre ellas:

Existen mordedores especiales que puedes refrigerar y dar a tu bebé para que los muerda, el frío tiene efecto analgésico y antiinflamatorio. Importante que sea en la nevera, nunca en el congelador. Y no los dejes endurecer demasiado, la idea es aliviar, no causar irritación con algo muy duro.

Si tu bebé se resiste a las cosas frías, existen mordedores especiales para la dentición que no se enfrían, inclusive existen unos que vibran y les encanta la sensación.

Un paño limpio húmedo y frío también puede ayudar, mete en una bolsa especial para congelar el paño humedecido con agua mineral o cristal y ponlo en la nevera por un rato, este pañito frío puede dar gran alivio a tu bebé al morderlo.

También hay unas bolsitas que tienen una malla, especiales para poner hielo o fruta congelada y que el bebé pueda morder sin riesgo de asfixia. 

Otra solución es darle un masaje en sus encías. Antes que nada, lávate muy bien las manos y frota con tu dedo sus encías firmemente pero con suavidad. Haciendo una presión leve, de manera que el masaje le ayude a aliviar y no a incrementar la molestia.

Existen unas galletitas especiales para morder durante la dentición o, también darle alimentos fríos pueden ayudarlo mucho.

Mantenlo durante el día con babero, quítaselo en cada siesta y cuando lo acuestas a dormir. Limpia constantemente su boquita y carita suavemente con un trapito húmedo, para que sus babas no causen irritaciones en la piel. 

Asegúrate de darle su comida tibia, si esta muy caliente puede molestarle las encías.

Por último, pero uno de los más efectivos, mucho amor y atención. Estar distraído hace que se le olviden sus molestias.

Los primeros cuidados dentales

El cuidado dental de tu hijo pueden comenzar desde antes de la salida de sus primeros dientecitos. Cuando comienza sus primeras comidas sólidas, limpia sus encías con un trapito humedecido en agua mineral o potable después de cada comida.

Tan pronto salga su primer diente, utiliza un cepillo especial para esta etapa y agua. Cuándo le salgan más dientecitos puedes comenzar a utilizar pasta dental sin fluoruro, asegúrate que sea una pequeña dosis, un puntico no más grande que una lenteja. No se recomienda dar pasta dental con flúor a niños menores de 6 años, ya que pueden tragar la pasta y esto puede ocasionar fluorosis. Pero como siempre, consulta las recomendaciones de tu odontólogo pediatra, ya que no todos los niños son iguales.

Cepilla los primeros dientes de tu bebé dos veces al día o después de cada comida, aplicando movimientos suaves hacia atrás y hacia delante. En Babymarket tenemos un kit muy especial con cepillos para cada etapa

Una recomendación muy importante a seguir, es nunca dejarlo dormir con el tetero de leche o cualquier líquido dulce, ya que esto puede ocasionar caries y placa dental. 

Para la primera visita al odontólogo, se recomienda que sea seis meses después de la salida de sus primeros dientes y a más tardar, en su primer año. Esta primera consulta es algo rutinario, más bien para que el bebé comience a acostumbrarse al ambiente y los instrumentos del consultorio odontológico, llévalo como si fuera una visita normal, nunca le digas que no se asuste ni tenga miedo, en pocas palabras, no lo prepares para algo que deba temer. 

Los dientes de leche son muy importantes para el crecimiento y buen desarrollo de los niños. Además de ayudarlos a masticar, son fundamentales para hablar claramente y mantener los espacios para los dientes permanentes. Por eso es tan importante cuidarlos, así sean temporales.

Para ver todos los productos que necesitas para el cuidado de esos encantadores dientecitos haz clic aquí:

Ir a Arriba