• Entrar
  • / Registrarse
  • $ 0

    No hay items en el carrito.

Metodos de envío y seguridad en Babymarket.co Tienda de Bebes
Filtra tu Busqueda

Cómo preparar y almacenar la comida de tu bebé

Cuando tu pediatra de luz verde y ya puedas dar alimentos sólidos a tu bebé, lo más conveniente es comenzar con verduras, frutas o cereales. Pero recuerda siempre consultar con el especialista, antes de darle sus primeras comiditas sólidas. Escoge un alimento y ensaya con este por unos días para asegurarte de que le sienta bien a tu bebé, si pruebas con varios alimentos a la vez y algo le cae mal, no sabrás exactamente cuál fue. Si eres de quienes crees en la comida casera, existen varias formas de preparar y mantener los alimentos hechos en casa.

También existen muchas alternativas de compotas, cereales y papillas ya preparadas que nos facilitan la vida y, que son muy útiles en especial cuando salimos de casa. Pero también existe la alternativa de preparar rica comidita para tu bebé en casa.

Regularmente lo más recomendable es guardar las compotas de bebé tapadas herméticamente por 24 horas en la nevera, muy importante que no tenga babitas del bebé, es decir, que si tienes planeado guardar parte de su compota, sírvele en un platico y guarda la que no se ha tocado con la cuchara que das de comer a tu bebé, ya que puede ocasionar bacterias. Si preparas en casa más cantidad, lo más aconsejable es congelarla. Recuerda dejar enfriar un poco la comida antes de taparla. Puedes tenerla en el congelador de uno a dos meses.

Es importante tener en cuenta cocinar muy bien los alimentos, en especial las carnes, huevos, pollo y pescado. No dejar los alimentos a temperatura ambiente por más de dos horas y descongelarlos en la nevera, no a temperatura ambiente. Para lograr con tiempo este método de descongelar, te aconsejamos pasar la comida que desees del congelador a la nevera la noche anterior, ya que puede tardar en descongelarse de 8 a 12 horas.

Antes de comenzar a preparar su comidita vas a necesitar:

  1. Utilizar un elemento para hacer puré la comidita de tu bebé, puede ser un colador de orificios delgados, un molino especial para hacer comida de bebé, un procesador de alimentos o, una licuadora.
  2. Mantén la superficie y utensilios muy limpios y esterilizados con agua caliente para mantener la comida del bebé libre de contaminación.
  3. Conserva los alimentos cocinados y crudos en recipientes separados.
  4. Lávate muy bien las manos antes de comenzar y con la manipulación de alimentos crudos.
  5. Utiliza agua mineral natural o hervida para mayor seguridad.

Preparar la comida de tu bebé:

  1. La comida del bebé no tiene ningún tipo de condimento, nunca agregues ni sal ni azúcar. También es muy importante nunca darle miel a tu bebé.
  2. Asegúrate que la comida sea fresca y de muy buena calidad. Lava muy bien las verduras y frutas. Quítales la semilla y pela las que lo necesiten.
  3. Cocina muy bien en poca agua para que no se queden todas las vitaminas en el agua extra y, reserva este liquido para licuarlo con la comida.
  4. Licúa, muele o machaca la comidita para ablandarla muy bien.
  5. Sirve lo que vas a dar a tu bebé en un platico plástico y dáselo con una cucharita suave. El resto puedes guardarlo en la nevera o congelarlo. Lo que el bebé no se coma de su plato no lo guardes, tíralo a la basura.
  6. Para quienes desean dar a sus bebés comida casera pero de forma divertida, o simplemente, también desean llevar de paseo comida casera, existen unas bolsas de compresión recargables, que pueden además de ser adorables, ser muy prácticas.

3 formas para cocinar la comidita de tu bebé:

  1. Al vapor o baño maría: Esta es una forma ideal para mantener los nutrientes de los alimentos. Al momento de licuarlos, puedes agregar agua mineral e inclusive leche materna o formula para lograr la consistencia que deseas.
  2. Hervidos: Si escoges este método, es recomendable hervir los alimentos con poco agua, preferiblemente con la cantidad que cubra lo que vas a hervir. Utiliza un poco de la misma agua con la que herviste para licuar la comida.
  3. Al horno: Así como al cocinar al vapor, los nutrientes se mantienen mejor. Este método es ideal para cocinar calabazas o papas dulces.

Congela la comida de tu bebé:

  1. El consejo más práctico, es poner la comidita que hiciste para tu bebé en una hielera, así tendrás en cada cubito las porciones que necesitas. Utiliza cubetas con tapa o si no la tiene, puedes taparla con papel plástico.
  2. Déjala en el congelador hasta que endurezca.
  3. Saca los cubos congelados y ponlos en bolsas plásticas nuevas y limpias, de esas que venden especialmente para congelar alimentos.
  4. Escribe en la bolsa con un marcador qué tipo de comida es y la fecha en que se preparó.
  5. Puedes mantenerla en el congelador hasta por un mes e ir sacando la cantidad que necesites, pero luego, asegúrate de sellar bien la bolsa antes de guardarla de nuevo en el congelador. Si a la comida le comienza a salir escarcha de hielo, no la utilices.
  6. Para utilizar la comidita puedes descongelarla en la nevera o calentarla en una olla directamente.
  7. No es aconsejable congelar papa.
  8. Con nuestras bolsas de comprensión recargables de Squooshi, puedes guardar la comidita en las porciones perfectas directamente al congelador y, luego llevarlas en tu pañalera. 

No te pierdas todas las ricas opciones que tenemos en nuestra sección de alimentación para bebé, y la variedad de bolsitas que puedes rellenar con tu propia comida casera:

Ir a Arriba