• Entrar
  • / Registrarse
  • $ 0

    No hay items en el carrito.

Metodos de envío y seguridad en Babymarket.co Tienda de Bebes
Filtra tu Busqueda

4 Recetas de compotas básicas para bebés

 

Cuando llega el momento de introducir alimentos sólidos a tu bebé, regularmente a partir de los 6 meses, es aconsejable comenzar poco a poco, es decir, ir introduciendo alimentos por ciertos días hasta estar seguros de que no le sientan mal antes de pasar al siguiente y no mezclarlos al principio.

A continuación te damos 4 recetas básicas para los primeros comienzos, recuerda que después de asegurarte de que le sientan bien a tu bebé puedes comenzar a mezclarlos. Al principio no combines frutas y verduras ya que es conveniente que tu bebé pueda identificar el sabor de cada alimento y así darte cuenta cuál le gusta más o le sienta mejor.

En nuestra sección de Vida de Padres te damos mayor información de cómo preparar y almacenar la comida de tu bebé y lo que vas a necesitar para las primeras comidas sólidas de tu bebé.


Compota de banano: Muy nutritiva y fácil de preparar, es ideal para las primeras comidas de tu bebé.

Ingredientes: 1 Banano, Leche materna o fórmula

Preparación: Pela el banano y con un tenedor machácalo hasta hacerlo puré. Quítale los puntos negros que quedan. Agrega un poco de leche materna o de fórmula de la que esté tomando tu bebé y mezcla. Sólo lo suficiente para ablandarla, que no quede muy líquida. Así de sencillo, ya tienes una rica y dulce compota de banano para tu bebé.

Compota de manzana: Con vitaminas A, C, ácido fólico y minerales como potasio, magnesio y calcio, es una maravillosa alternativa para comenzar con los alimentos sólidos de tu bebé.

Ingredientes: Manzana roja o verde, Agua purificada

Preparación: Lavar muy bien la manzana, pelarla, cortarla en cubitos y ponerla a hervir con un poco de agua purificada, solo hasta que cubra las manzanas. Cocinar hasta que ablanden, sácalas y con la ayuda de un tenedor o un procesador de alimentos hacerlas puré. Luego agrega un poco del agua con la que la herviste para ablandar la mezcla y listo.

Compota de pera: La primera vez que des a tu bebé pera o manzana hazlo independientemente, pero cuando estés seguro de que le gusta y no es alérgico a ninguna de estas dos frutas, son ideales para combinarlas.

Ingredientes: 1 Pera, Agua purificada

Preparación: Lava muy bien la pera, pélala y córtala en cuadritos. Pon a calentar la pera con un poco de agua, la suficiente para cubrir la pera pero no tanta que haga un jugo en lugar de un puré. Remover de vez en cuando y dejar por aproximadamente 10 a 15 minutos o hasta que la pera ya esté blanda. Sacar la pera si deshacerse del agua que queda en la olla, mézclala en un triturador, licuadora o con un tenedor y agrega un poco del agua con la que la cocinaste para darle la suavidad y textura deseada. Deja enfriar y ya puedes alimentar con una rica compota de pera a tu bebé.

Compota de calabaza: Las compotas no siempre tienen que ser dulces, a los bebés también les gustan las compotas de verduras y son muy importantes para comenzar a desarrollar sus gustos.

Ingredientes: 1 Calabaza pequeña, 1 taza de agua purificada

Preparación: Corta la calabaza en la mitad y sácale las semillas, luego pélala y córtala en cubos pequeños. Puedes hornearlas o hervirlas según lo prefieras, solo que si decides hervirlas debes hacerlo con agua purificada. Si lo deseas, puedes agregar leche materna en lugar del agua. Una vez la calabaza esté suave, sácala del fuego y con un tenedor o un triturador hazla puré, agrega un poco de agua a la mezcla para suavizarla. Ahora deja que se enfríe antes de dársela a tu bebé.


Nota: Es importante tener en cuenta que los bebés están comenzando a experimentar sabores y texturas, por tanto no necesitan en lo absoluto más azúcar que la que viene naturalmente en la fruta. Nunca agregues azúcar o sal a su comida en los primeros meses de introducción de alimento.

 

Para llevar tus compotas hechas en casa a todos lados, te recomendamos la variedad de bolsitas que puedes rellenar con tu propia comida casera:

 

También puedes encontrar una gran variedad de compotas orgánicas en nuestra sección de alimentación para bebé.

Ir a Arriba