• Entrar
  • / Registrarse
  • $ 0

    No hay items en el carrito.

Metodos de envío y seguridad en Babymarket.co Tienda de Bebes
Filtra tu Busqueda

Normas básicas para la seguridad de tu bebé

Desde que tu bebé llega a casa siempre estas pendiente de que nada malo le suceda. Son tan delicados y dependen tanto de ti que es una responsabilidad muy grande. Entonces, ¿cómo mantener seguro a tu bebé? Aquí te damos unas pautas que pueden ayudarte mucho:

A la hora de dormir

Ten en cuenta de escoger una cuna que siga los estándares de seguridad, como por ejemplo que no tenga partes afiladas o rotas, que los barrotes de la cuna no estén muy separados, que el colchón se ajuste bien a la cuna y, que las barandas estén seguras y no sean fáciles de mover cuando tu bebé sea más grandecito.

Evita que el colchón sea suave. No coloques en la cuna cobijas sueltas, almohadas ni muñecos de peluche, que puedan asfixiarlo.

Acuesta a tu bebé boca arriba al dormir para evitar el síndrome de muerte súbita y siempre acuéstalo en su cuna, no lo dejes dormir en asientos de carro, columpios, sillas de bebé, sofás, sillas o cualquier otra superficie que no sea segura para el descanso de tu bebé.

Para que tu bebé esté calientico pero no demasiado, lo más recomendable es envolver a tu bebé en una manta o, acostarlo con sacos de dormir especiales para bebés.

No está de más tener un poco de tranquilidad vigilando su sueño, para esto lo mejor son los monitores para el cuarto del bebé.

A la hora del baño

Siempre ten listo todo lo que vas a necesitar antes de bañar a tu bebé, de lo posible prepara una lista para que nada se te olvide

Nunca dejes solo a tu bebé en el baño, si por alguna razón tienes que atender la puerta o el teléfono, envuelve bien a tu bebé y llévalo contigo.

Prepara la bañera y mide la temperatura con tu codo. Mantenlo alejado de la llave del agua para que no se golpee o si es más grandecito, intente abrirla.

Siempre está pendiente del baño de tu bebé, no lo descuides ni un instante ni le recomiendes la tarea a menores.

A la hora de comer

Nunca tengas en brazos a tu bebé mientras cocinas o cargas algo caliente o pesado,

Es mejor calentar los teteros en agua caliente que en el microondas ya que puedes medir mejor la temperatura. Siempre asegúrate de que no esté muy caliente antes de dárselo a tu bebé.

Cuando tu bebé este listo para sus primeros alimentos sólidos revisa que queden suaves, en puré y picados muy pequeñito cuando están más grandecitos. Te recomendamos leer sobre cómo preparar y almacenar la comida de tu bebé.     

Al sentar a tu bebé en su silla de comer, asegúrate de que esté amarrado con el cinturón que tiene y que no se levante.

A la hora del movimiento

Cuándo tu bebé comienza a dar muestras de gatear es hora de cuidar la seguridad de tu hogar. Ponte de rodillas y explora todos los lugares por donde pasará tu bebé, para que puedas ver a su nivel todos los posibles peligros.

Asegúrate de sellar puertas y ventanas, poner protección en las puntas de muebles y mesas. Un kit de seguridad te será muy útil.

Si tienes escaleras en casa, es recomendable instalar rejas o puertas de protección para evitar que pase por allí.

Los muebles en los que el bebé se pueda sostener, es conveniente asegurarlos a la pared para evitar que se puedan caer encima del bebé.

Muy importante mantener fuera del alcance de los bebés cuerdas, pitas de cortinas, cables o cualquier objeto que pueda ser peligroso como medicinas, detergentes, venenos, fósforos y también, cosas pequeñas que puedan meterse a la boca.

A la hora de pasear en carro

Siempre coloca a tu bebé en una silla especial de carro para bebés en la parte trasera del carro.

Es importante que esta silla para carro sea nueva, nunca se sabe qué pudo pasar con una silla de segunda mano. Asegúrate de que quede bien instalada y sea apropiada para la edad de tu bebé.

Nunca, por ninguna razón, ni siquiera un segundo, dejes a tu bebé solo en el carro.

A pesar de que para comodidad del bebé y de los padres, existen asientos de seguridad que se pueden sacar del carro cargando a tu bebé, no lo dejes por mucho tiempo en el asiento de seguridad, estos son para el carro no para que tu bebé permanezca mucho tiempo en este, ni que duerma en él.

Algo muy práctico es colocar en la ventana un protector solar para dar sombra a tu bebé en el carro.

Lo más recomendable cuando el bebé es más pequeño, es instalar la silla para carro mirando hacia atrás y cuando ya es más grandecito la puedes instalar mirando hacia el frente.

Ir a Arriba