PorMargarita Touitou 0 comentarios


Las vacaciones en familia son muy importantes para dedicarles tiempo a los niños. Queda por un tiempo paralizado el estrés del trabajo, las obligaciones, las tareas y se abre espacio para pasar un tiempo espectacular en familia.

Para que el viaje con los hijos sea fácil y divertido es bueno tener cierta organización desde antes que comience el viaje y durante este. A continuación encontrarás ciertos consejos para ayudarlos a disfrutar en familia.

Consejos para viajar con niños:




  1. Antes que nada prepara toda la documentación que necesitan. Si viaja un solo adulto con los niños es importante tener en cuenta que necesitas permiso de salida del país. Siempre anexar el registro de nacimiento y/o la tarjeta de identidad del menor.




  1. Datos de contacto de los padres para los niños. Existen unas pulseras de silicona donde se pueden anotar los datos de los padres que son ideales.




  1. Un botiquín con las cosas principales que necesitas para los niños puede ser muy útil. Es posible que no lo tengas que usar, pero en caso de necesitarlo, tenerlo a la mano puede darte mucha tranquilidad. Muchas veces depende del lugar donde viajas, por ejemplo si necesitarás repelente de mosquitos o si pueden sentirse resfriados. Tu conoces mejor que nadie las necesidades de tu hijo o hija, pero también ten en cuenta el clima donde viajan.




  1. Ser flexibles y olvidarse de la rutina y los compromisos. Cuando se viaja con niños los imprevistos pueden ocurrir y seguir el ritmo de los niños y la familia en general puede evitar frustraciones. Esto no significa que no se puede hacer un plan, pero teniendo en cuenta que los niños necesitan atención y seguir su ritmo sin exigencias.




  1. Si tienes rutinas y horarios y no puedes cumplirlos, no te estreses, para eso están de vacaciones. Importante hablar en familia para que todos puedan disfrutar y hacer lo que les gusta. Que los niños entiendan que los adultos también están de vacaciones puede ser bueno para ellos también. Es cuestión de organizarse y hablar en familia de cómo quieren disfrutar del viaje.




  1. Viajar durante las horas de sueño de los niños puede ayudar mucho. Por ejemplo pueden tomar vuelos en la noche para que ellos puedan dormir durante el viaje, o bien, a sus horas de siesta.




  1. Involucrarlos en el viaje desde antes puede ser emocionante. Por ejemplo puedes contarles cómo es el lugar donde van, mostrarles fotos o videos para que vayan aprendiendo del lugar donde viajan. Inclusive durante el viaje, involucrarlo con todas las experiencias que tienen le va a encantar, por ejemplo puede crear un cuaderno de su viaje donde pueda pegar y dibujar todo lo que hicieron.




  1. Encuentra el equilibrio entre todos los miembros de la familia. Es decir, si se dedican a solo actividades para los niños, los adultos terminan agotados o si se dedican a visitar solo lugares culturales, los niños terminan aburridos. Es cuestión de organizarse y crear un balance donde se hacen actividades para niños y también se pueden visitar museos por ejemplo. Así toda la familia comparte del viaje.




  1. Lleva todas las cosas necesarias pero no te recargues de equipaje. De repente un par de juguetes favoritos y un libro pero no demasiadas cosas que te den más peso.




  1. Antes de reservar el lugar, verifica si es apto para familias. Por ejemplo, si viajas con bebé, el lugar donde te hospedas ¿tiene muchas escaleras? O ¿es de fácil acceso?