PorMargarita Touitou 0 comentarios


Escrito por Mustela Colombia
Generalmente a un bebé se le cambian los pañales entre siete y ocho veces por día aproximadamente. Por eso es muy importante limpiar su colita muy bien, en especial con cada cambio de pañal ya que son muy delicadas y pueden irritarse fácilmente por la humedad al contacto con la orina, las heces y el roce del pañal.


Consejos importantes:




  • Primero alista todo lo que necesites, desde pañales, toallitas húmedas o algodón, un producto limpiador, crema contra las rozaduras y todo lo que acostumbras a usar cuando lo cambias. Coloca todo cerca del lugar donde le cambias el pañal y a la mano para que nunca lo descuides por alcanzar algo que necesitas.

  • Tan pronto tu bebé esté húmedo o sucio cambia su pañal. Ten en cuenta que los recién nacidos necesitan que les cambien el pañal con más frecuencia.

  • Utiliza pañales de la talla de tu bebé. Los pañales pequeños pueden darle rozadura de pañal y con los grandes no protegen bien.

  • Cuando lo cambias a tu bebé acuéstalo sobre una base limpia y seca. Abre su pañal y limpia su colita con la parte delantera del pañal, ciérralo y tíralo.

  • Limpia la colita de tu bebé con una solución limpiadora sin enjuague, una loción de higiene o toallitas especiales para el cambio de pañal. También puedes utilizar un gel para lavar o un jabón graso que enjuagarás con agua.

  • Es importante que la limpieza de la colita se realice de arriba hacia abajo, de lo más limpio a lo más sucio, con el fin de no arrastrar las impurezas.

  • Para una niña, limpia desde la vulva (pliegue exterior de los labios, luego el medio) hacia las pompis. • Para un niño, limpia su pene, el escroto y alrededor, y después la cola.

  • En lo posible, deja secar la piel al aire libre el tiempo que sea necesario, y también seca bien los pliegues de las piernas y alrededores.

  • Abre un pañal limpio y coloca a tu bebé en el centro, de forma tal que los adhesivos estén colocados al nivel de su ombligo. Para un niño, verifica que su pene esté bien posicionado hacia abajo antes de cerrar el pañal, para evitar los escapes.

  • Lo mejor es aplicar crema protectora con cada cambio de pañal para proteger y prevenir irritaciones, no hace falta esperar a que este con rozadura para aplicarla, es mejor prevenir que lamentar.

  • En caso de rozaduras, deja a tu bebé sin pañal el mayor tiempo posible al aire libre y usa un producto recomendado para aliviarlo.


Encuentra en babymarket.co los productos de Mustela
NOTA: Recuerda nunca alejarte de tu bebé mientras lo cambias, en especial si esta en un cambiador en una parte alta. Cuándo menos lo imaginas y en cuestión de segundos se puede voltear.