PorMargarita Touitou 0 comentarios


Escrito por: D.I. Eduardo Medina - Morada Segura
Unas semanas antes de que nazca tu bebé, es indispensable preparar el hogar para su llegada e instalar la silla del carro. Si bien es cierto que todavía es muy pequeño para recorrer la casa, el tiempo pasa volando y cuando menos te lo esperes lo tendrás gateando y caminando por toda la casa, así que puede ser buena idea preparar todo de una vez.

Preparándote para la llegada de tu bebé

  • Reorganiza y redecora de tal forma que no queden cosas pequeñas al alcance de tu bebé.

  • En la medida de lo posible almacena fuera de la vivienda (en el depósito por ejemplo) herramienta, equipaje, implementos de jardinería, decoraciones navideñas, equipos de gimnasia, productos tóxicos, entre otros.

  • Organiza y guarda por separado en cajas: medicamentos, costurero, implementos de arte, joyas y accesorios.

  • Al diseñar el cuarto de tu bebé, ubica la cuna retirada de la ventana.

  • Elije una cuna que cumpla con normas de seguridad.

  • Compra con tiempo la silla para el carro. Ten en cuenta que se recomienda instalarla 2 semanas antes por si se adelanta el parto.

  • Considera una instalación certificada de la silla realizada por Morada Segura.

  • No compres productos o juguetes que no sean adecuados para recién nacidos; revisa siempre las restricciones de edad en la caja del producto.

  • Consulta a un Childproofer experto para que realice un diagnóstico general de tu hogar, y te enseñe como prevenir accidentes relacionados con cuerdas de cortinas, ventanas, balcones, baños, escaleras, muebles, televisores, chimenea, ropa, juguetes, cambiador, cuna, bañera, entre otros.



Cambiando hábitos
Es ideal acostumbrarse a los nuevos hábitos desde el embarazo, para que cuando llegue tu bebé, ya hagan parte de tu diario vivir. Aquí algunos consejos:

  • Desconecta y guarda todos los cables y cargadores de equipos como celulares, tabletas y portátiles, cuando no están en uso.

  • Evita dejar monedas en la mesita de noche, el piso, y lugares en general que pudiera alcanzar tu bebé.

  • Consume tus medicamentos en privacidad, para que en un futuro tus hijos no te vean, ya que los niños aprenden por imitación. No consumas medicamentos en la mesa.

  • Asigna un lugar donde guardar las llaves de la casa y el carro que quede retirado del alcance de los niños.

  • Nunca dejes agua empozada, por ejemplo en un balde.

  • Procura dejar de utilizar manteles en la mesa, así evitarás a futuro que tus hijos tengan un accidente si halan un mantel.

  • Nunca dejes el secador o la plancha del pelo caliente sobre el mesón del baño, sino colgado o retirado del alcance de los niños.

  • No cuelgues en las puertas ni dejes en las sillas o al alcance de los niños, maletines, carteras, morrales ni bolsos.

  • Si eres de los que consume alimentos y bebidas en el carro, te aconsejamos dejar ese hábito, para que tus hijos no lo adquieran y de esta forma reduces el riesgo de atoramientos y asfixia en un vehículo en marcha.


A la mayoría de los padres les empieza a preocupar el tema de la seguridad infantil en el hogar cuando los niños comienzan a gatear, pero ten en cuenta que muchos accidentes infantiles no dependen de la movilidad de los niños, sino de los malos hábitos de los adultos o de productos infantiles peligrosos.