PorMargarita Touitou 0 comentarios


Siempre y cuando no sean labores pesadas, es conveniente que los niños desde pequeños aprendan responsabilidades y que no hacerles todo. Todo depende de su edad y su capacidad para hacer las cosas. Con tareas sencillas, a ellos les encanta sentirse útiles y realizar labores sencillas.

Expertos psicólogos y pedagogos, además del conocido método Montessori, mencionan la importancia que las labores en casa le dan a los niños ya que con ello, además de incrementar su autonomía e independencia, se les inculcan responsabilidades durante su crecimiento.
Es bueno que todos participen de las tareas del hogar, no sólo los adultos. Pero como se mencionó anteriormente, no se le puede pedir a un niño de 3 años lo mismo que a uno de 10 años, por ejemplo. Por ello les damos unos ejemplos de lo que pueden realizar según su edad.

Labores domésticas según su edad



De 2 a 3 años:

Puede guardar sus libros en su biblioteca
Guardar sus juguetes en una caja
Poner su ropa sucia en la cesta que corresponde
Traer sus pañales y pañitos húmedos cuando lo necesite

De 4 a 5 años:

Ordenar sus juguetes
Vestirse solo
Arreglar su cuarto
Regar plantas

De 6 a 7 años:

Hacer parejas de las medias y guardarlas
Organizar su escritorio
Cambiar el papel higiénico cuando se acaba
Arreglar su cama

De 8 a 9 años:

Doblar y colgar su ropa
Bañarse solo
Recoger y limpiar la mesa después de comer
Guardar el mercado

De 10 a 11 años:

Traer la correspondencia
Cuidar su mascota
Servir la mesa (ojo, no las cosas calientes)
Lavar ropa en la lavadora

De 12 años en adelante:

Cocinar alimentos sencillos
Cuidar a hermanos menores
Cocinar con supervisión
Tender ropa